Como copywriter, hablar de landing page es uno de los temas que más me apasiona. Y cada vez que un cliente me encarga hacer una, todas las motivaciones se ponen a flor de piel. Por eso elegí para esta semana hablar de este recurso tan maravilloso para aumentar ventas, conquistar nuevos seguidores y ampliar nuestra base de contactos. Pero, como creo que es un tema muy importante, no lo voy a agotar en este artículo. Vamos a seguir charlando sobre landing page en el Instagram de Apalabrarte y en la fanpage de Facebook. Si tiene un negocio, una empresa o un emprendimiento digital que apenas está arrancando, esto te va a ser de mucha utilidad ¿Vamos a leerlo?

¿Qué es una landing page?

Acá viene, o debería venir, la parte en que yo doy una definición de qué es landing page y todos nos quedamos tranquilos como si fuera una definición académica. Pero no, déjenme aclararles algo, en el marketing digital aún no logramos ponernos de acuerdo sobre el punto. Hay tantas definiciones de landing page y conceptos de aplicación que solo lograría confundir al lector. Así es que voy a decir lo que a mi me parece y lo que más me gusta.

Una landing page o página de aterrizaje, es una página diferente a todo el resto de un sitio web. Inclusive no la encontraremos en el menú principal del sitio. La página de aterrizaje, además, tiene un diseño diferente al resto del sitio. Esto es así, porque la landing page está destinada a cumplir UN SOLO OBJETIVO y es el que se define en su Call To Action. Fue creada para eso, y solo para eso.

La función de la página de aterrizaje es fuertemente comercial. Vender un producto, suscribirse a un newsletter, descargar un e-book, participar de un sorteo. Como vemos, siempre el resultado final será que buscamos tener los datos de nuestros potenciales clientes o visitantes de la landing page.

¿Por qué una landing page es diferente al resto del sitio?

Primero vemos un punto importante ¿cómo llegan los usuarios a una página de aterrizaje? Por lo general, lo hacen desde un anuncio en redes sociales, un correo electrónico o un anuncio en buscadores.

La idea es que el potencial cliente no tenga que “pasear” por todo el sitio web antes de realizar una acción en concreto. Si estamos vendiendo un curso online, el usuario que está buscando ese tipo de cursos llega a la landing page. Allí, los textos de la página estarán dedicados íntegramente a convencerlo de inscribirse en el curso. Encontrará varias veces el botón de llamado a la acción, pero éste siempre lo dirigirá a la página de inscripción.

A medida que el usuario hace scroll en la página de aterrizaje, el diálogo con él se hace más intenso. Al final, la oferta o lo que estés promocionando a través de la landing page se vuelve tentadora. O al menos eso es lo que debe lograr el copywriter.

Por eso, las páginas de aterrizaje poseen un diseño visual sencillo. Carece de grandes veleidades creativas. Esto porque no queremos que nada distraiga al usuario del objetivo de la página: que haga clic en el botón de llamado a la acción.

La mayoría de las paginas de aterrizaje no tienen el menú en la parte superior ¡No queremos que el usuario se vaya a otro lado! Entonces no le damos la oportunidad.

¿Qué tipo de páginas de aterrizaje existen?

Cuando a un copywriter nos encargan los textos de una landing page, lo primero que preguntamos es cuál es el objetivo de la página. Lo segundo, es qué acción quiere nuestro cliente que el usuario realice. Con este norte nos ponemos a trabajar. Por supuesto, habremos definido el público objetivo, el cliente ideal y las palabras clave.

Para ello vamos a usar numerosos recursos:

  • Titulares atractivos y persuasivos
  • Textos cortos
  • Viñetas
  • Prueba social
  • Y por supuesto…un beneficio único y exclusivo

Insisto en este concepto: una landing page debe tener un solo Llamado a la Acción. Nunca le propondremos otra cosa que no sea el objetivo único que nos hemos propuesto.

Entonces, podemos agrupar las páginas de aterrizaje de acuerdo con objetivo que persigue y tenemos tres grandes grupos.

Captar potenciales clientes interesados en lo que tenemos para ofrecer

Esta es una landing page muy común y es habitual que nos encontremos con ella. El objetivo fundamental es obtener los datos – al menos nombre y correo electrónico – de potenciales clientes que estén interesados en nuestros productos o servicios.

Una vez que ese potencial cliente nos dejó sus datos, será parte de nuestra base de datos o de contactos. Desde allí podremos instrumentar con ellos campañas de e-mail marketing o de retargeting. Les ofreceremos ofertas, descuentos especiales y beneficios varios. Estos contactos están más cerca de hacer una compra en nuestro embudo de ventas.

Claro que, lograr que un usuario nos deje sus datos no es tan sencillo. Además de que la landing page debe contar con textos persuasivos, es necesario ofrecer algo que el usuario valore. Por ejemplo, que puedan descargar un e-book, un cupón de descuento para futuras compras, un newsletter personalizado, etc.

Aquí, la propuesta de valor y los textos tienen que actuar como un combo irresistible.

Venta de productos o servicios

Vamos a decirlo sin vueltas, esta página de aterrizaje tiene el objetivo de que el visitante compre un producto e introduzca su tarjeta de crédito ¡No es fácil! Aunque la venta online está creciendo de forma exponencial, aún muchos usuarios dudan de poner los datos de la tarjeta de crédito. Y esto es normal.

Por eso, este tipo de páginas, además de textos que motiven al usuario a comprar, deben ofrecer varias garantías de seguridad y de satisfacción.

No puede faltar en los textos el conocido “si en 30 días no estás satisfecho, te devolvemos tu dinero”. Los usuarios aprecian las garantías. Lo mismo ocurre con la protección de sus datos.

Landing pages de precalentamiento

El nombre parece muy deportivo, y esa es la intención. Estas páginas son algo más complicadas que las que hemos analizado anteriormente. El objetivo es estimular al usuario a navegar el resto del sitio web y transitar por un embudo de ventas.

En estas páginas no queremos que navegue sin rumbo. Ese es nuestro objetivo: dirigirlo a las distintas páginas del sitio donde pueda realizar algún tipo de conversión (compra o suscripción).

Estas páginas suelen ser visitadas, o mejor dicho estimulada su visita, a aquellos usuarios que ya han demostrado un interés en lo que tenemos para ofrecer. Pero, no está todavía preparado para comprar. Por medio de un correo o un anuncio en Facebook lo llevamos a esta landing page donde vamos a estimular su necesidad de compra, y de allí directamente a la página del producto.

¿Has pensado cuántos beneficios puede generar una landing page a tu negocio o empresa? Seguro que ya lo estás haciendo. Esta puede ser una gran herramienta para conquistar potenciales clientes y aumentar tus ventas. Pero, si tienes dudas eso también está fantástico. En Apalabrarte podemos ayudarte a resolverlas. Habla con nosotros, estamos para hacer crecer tu negocio. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Pin It en Pinterest

Compartir esto